La guardia

Me quedé dormido hilvanando constelaciones, trasunto sideral de las manidas ovejitas. Había ingerido litros de café, pero aquellas guardias resultaban tan tediosas: nunca ocurría nada.

En mi sueño, un tipo me da esquinazo atravesando descoloridas puertas, que se cierran a su paso. Tras abrir la última, un sonido estridente me desconcierta.

Abro los ojos; la pantalla escupe millones de datos y muestra una onerosa luz roja parpadeante. Tiembla el suelo. Por la ventana, a lo lejos, la montaña escupe fuego entre una densa humareda.

Tranquilo – suena una voz metálica desde el puesto de mando-. Solo es el fin del mundo.

FIN

Para Dani Domínguez, buen tipo 24×7.

Borrador1

Borrador. Versiones “beta”

Anuncios

3 comentarios en “La guardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s