Vida extra

Ya tengo los pies fríos. Noto una sensación rara, como si algo burbujeara por mis venas.

Hay testigos en la sala. Sus miradas lo dicen todo: me matarían con sus propias manos, si pudieran.

El médico comprueba el pulso. Lacónico, afirma que he fallecido a las cinco y veintisiete minutos, por inyección letal.

Vuelve al cabo de un rato:

–Ya ha terminado el paripé –dice en tono cínico.

Sonrío, ufano. El azar ha querido premiarme con una segunda oportunidad: redención y una nueva vida a cambio de lealtad y servicio al gobierno. Antes de irse, añadió:

–Cuando lea la letra pequeña, deseará estar muerto.

FIN

3 comentarios en “Vida extra

  1. Pingback: Tiempo de recuento (crónica del año que se va) | Blog de Aldegunde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s