Akame

El nombre de mi hermana era precioso. Y raro. No sé dónde lo habían sacado mis padres; a mí nunca se me habría ocurrido.

Ellos están preocupados por el colegio; los he visto reunirse con la tutora. ¿Cómo puede ser que vaya a entrar en la escuela nada más nacer? No sé si podré defenderla de los abusones…

Luego estaba lo de la litera; yo les dije que no me importaba compartir la que había sido mi cuna, pero acostarla en una cama no me parece buena idea. Se va a perder con tanto sitio.

Y es que ella iba a ser muy chiquita: imposible encontrarla bajo la delgada barriga de mamá.

FIN

Un comentario en “Akame

  1. Pingback: Tiempo de recuento (crónica del año que se va) | Blog de Aldegunde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s