Una granja moderna

Fotografía: Ovidio Aldegunde

***

La propia de los buenos espantapájaros es pasarse los días ahuyentando pajarracos. Pero el mío parloteaba con ellos y les ofrecía grano. Qué decir de la actitud del resto de animales: las vacas dejaron de dar leche –me miraban displicentes cuando las tomaba de las ubres–, en el gallinero solo se escuchaban las soflamas del gallo alentando la disidencia. No hay rastro de las yeguas y mi labrador se ha declarado en rebeldía.

Mi sospecha sobre los cerdos resultó cierta. Acudí a cantarles las cuarenta y, los muy malditos, me tendieron una trampa. Ahora cuento los días atrapado en esta húmeda y maloliente pocilga.

FIN

12 comentarios en “Una granja moderna

  1. Pingback: Faltan muchos | Blog de Aldegunde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s