Confinamiento 4.0

***

Los desguazabots ya venían de camino, así que comprobé el apagado. Había desinfectado con esmero cada componente y copiado ciertos vídeos para cuando llegase el asistente artificial de reemplazo.

Me recreé en su piel: seguía erizándosele el vello sintético a partir de la segunda caricia, por más que el algoritmo de obsolescencia se hubiese completado. A mí, para variar, se me había endurecido la entrepierna. Llamaron a la puerta.

Dos policías del régimen flanqueaban a una mujer. Entraron sin pedir permiso, manteniendo la distancia social.

–Sr. X, nos gustaría hablar con usted antes de sustituir a Bianka –dijo ella.

–¿Y bien?

–Verá. Nos inquietan sus…costumbres sexuales.

FIN

P.D. Ahora que se han puesto de moda las fases de la desescalada, me adelanto a publicar este micro. Mañana, seguro, el suelo volverá a cambiar. Pero eso será otra historia.

Un comentario en “Confinamiento 4.0

  1. Pingback: Faltan muchos | Blog de Aldegunde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s