Falsa alarma

Imagen tomada de Pinterest

Se escucha ese “pi” infinito, tan irracional y estruendoso, otra vez. No sé quién sería el lumbreras que la programó, pero esta vez no me moveré; que lo haga otro: siempre soy yo el que acude a la garita de la comunidad de vecinos darle un botonazo a la puñetera centralita, de madrugada. Me pongo mis cascos –cancelación de ruido electrónica, una maravilla– y a contar ovejitas.

***

Me despierto; no sé cuánto tiempo habrá pasado. Hace un calor inusual y huele a chamusquina en el recibidor. Nervioso, abro la puerta de mi apartamento, a tiempo de ver cómo una enorme lengua de fuego engulle el rellano.

FIN

4 comentarios en “Falsa alarma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s