LA MUSA por Jorge Aldegunde

MasticadoresRomantica Editora: Paula Castillo Monreal

A mí me parecen manchas de rotulador, singularmente informes y espaciadas sin ton ni son por el lienzo, tiñéndolo de un color como de vino tinto añejo. Raúl, amigo de la infancia y artista, siempre había sido un poco excéntrico. Más incluso ahora, recuperada su soltería. Marta y él formaban una pareja perfecta: en verdad se complementaban. Pero, de un día para otro, ella había desaparecido sin dejar rastro. Desde entonces, su obra había tornado oscura, casi incomprensible.

–¿Qué opinas?

–Es… diferente, supongo. ¿Cómo estás? Quiero decir… sin Marta.

Él me mira, con una expresión extraña, lobuna. Luego sonríe.

–En realidad, ella está por todas partes.

FIN

Ver la entrada original

Anuncio publicitario